Hechizo para dominar a marido, novio, amante, cualquier hombre

Visite también: hechizos de amor con cigarros

Hechizo para dominar a marido, novio, amante, cualquier hombre
Hay hechizos que corren el mundo y están siempre presentes en todos los registros, pues contiene un poder y una fuerza que superan el tiempo y el espacio. Esta parece ser una de esas y es conocida tanto en Brasil como en Europa y en el Oriente. Cuando la mujer quiere dominar al marido, haciéndolo su esclavo en el más amplio sentido de esa palabra, debe usar una simpatía que ya corrió el mundo.
El viernes de la Pasión, en la Hora de la Cruz (18:00 horas), la mujer deberá lavar el área vaginal en una cuenca, reservando esa agua. A continuación, tomar una tijera prestada de la suegra o de una cuñada y cortar la mitad de veinte y un vello de la misma área.
Estos deben ser colocados en una placa caliente o en una vasija, de forma que puedan ser tostados y reducidos a polvo. Con el agua de la cuenca la mujer deberá preparar un café para el marido, mezclando al polvo los pelos tostados.

Nota del Autor: El resultado puede ser tan violento que hay maridos que no mueven una paja sin antes pedir la autorización o la opinión de la mujer, acatándola siempre. Esto puede ser una buena cosa para la mujer, pero puede ser un trastorno a partir de ahí, porque ella tendrá a alguien, totalmente dependiente de ella para todo. Muchas mujeres prefieren no utilizar el vello en esta simpatía, pues el efecto no es tan radical.

hechizo marido o esposa siempre fiel
Este es el eterno drama de las bodas y de quien ama. Por mayor que sea el amor, siempre existe una puntita de desconfianza. El amar sin celos parece ser imposible. La confianza total es algo que nadie admite, cuando se trata de amor.

Por eso, no piense que usted es diferente de las otras personas, por preocuparse por ello. Con todo lo que sabemos que sucede allá afuera, no es bueno incluso facilitar. Lo mejor es prevenirse con un hechizo muy eficiente.

Tomar una argolla de hierro pequeña, de las que se venden en sartén y usadas para arneses de animales, pase dentro de ella siete veces un cordón de plata o de oro, o un anillo o un colgante. Hecho esto, dé la joya a la persona amada usar siempre, mientras guarda la argolla de hierro, dentro de un zapato suyo, debajo de su cama, donde nadie deberá mover.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies