Hechizos Y Magia Para Las Diferentes Fases Lunares

Hechizos de amor en luna cuarto creciente. En un platito con el aceite casero se ponen las velas encendidas,haciendo un círculo con el azufre y la tierra pisada por la persona amada,, una vez acabadas las velas,se recoge todo en una bolsita roja,la cual depositaremos a los pies de la imagen de la diosa Ochún, quien según la mitología cubana es la deidad de la femineidad, de la sensualidad, etc.

Lógicamente, si nos movemos dentro de un entorno de magia y ocultismo, es probable que estemos completamente expuestos a ser víctimas de los amarres de pareja, especialmente en aquellos casos de parejas en donde a pesar de que las cosas no marchan bien, de alguna manera no logramos liberarnos de la situación, ahora bien ¿Cómo nos damos cuenta si nos han realizado un trabajo de amarre?, por lo general cuando una persona esta atada, es probable que comience a sentirse extraña aunque no sepa con exactitud qué es lo que está mal.

Las fases menos conocidas son: la Creciente, distinta del cuarto creciente, es útil para los cambios, para mejorar superar todo aquello que esta en decadencia y para ponernos en acción; la Gibosa, nos sirve para reflexionar y así lograr que nuestras vidas tengan más valor y para desarrollar a pleno nuestras capacidades personales; la Diseminadora, ideal para compartir ideas, inquietudes, distintos intereses así como también aumentar la comunicación con los otros; la Balsámica, es propicia para realizar nuevos planes y para hacer una revisión de los errores y las metas que no hemos llegado a concretar, purificando los deseos e intensificando los proyectos.

Amarre de amor. Las velas de color rosa representan la devoción, el amor, la ternura y la fe, la amistad, el romance, el honor, la curación espiritual, el cuidado, el afecto, la formación de asociaciones, la paz, la curación emocional, el amor universal, la forma más pura de amor, el amor que es incondicional, el amor espiritual sin connotación sexual, aumenta las vibraciones , la sensibilidad, la curación.

En el atardecer de un día de Cuarto Creciente, coloque en una fuente con agua aromatizada con tres gotas de aceite de rosa bien una pizca de tomillo, tres flores blancas, si es posible jazmines, si no es época pueden ser claveles rosas blancas, una vela flotante también de color blanco, y un cuarzo rosa.

Los antiguos caldeos de Babilonia creían que el eclipse era una exhibición de la cólera del dios de la Luna, Sin y que anunciaba que se producirán hambre, epidemias desastres naturalesSus sacerdotes predecían teniendo en cuenta las fases del eclipse y el tamaño de la parte eclipsada (obviamente en un eclipse lunar parcial), usando la dirección como indicador geográfico de quién sufriría las consecuencias peores.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies